Gary Michael Heidnik

Conocido como “El Sembrador de Bebés”, este brillante asesino consiguió una gran fortuna de forma parasitaria y oportunista. Parte de su dinero lo usó en prostitutas negras, hasta que empezó a secuestrarlas, convirtiéndolas en esclavas sexuales a las que torturaba a modo de castigo e intentaba emplear para crear una “granja de bebés”… Un inestable