Terror y Misterio Real en Burjassot

 

En la casa comienzan a escucharse ruidos que no vienen de ninguna parte y todos se miran asustados entre sí. Pocos minutos después los platos que adornan una de las paredes, empiezan a moverse, tiemblan, se caen y se rompen. La angustia llega a el limite y el cerebro es incapaz de asimilar lo que sucede, pero los fenómenos continúan y parece que una legión de sádicos espíritus quiere que la familia atraviese la frontera de la locura. La madre esta temblando sobre una silla que se mueve sola y que por fin la despide contra el vacío. La niña no puede conseguir que la muñeca abandone sus brazos y se quede flotando en el aire con un gesto maligno en sus ojos de cristal. Por fin todo se calma, pero ya se ha cundido la histeria. Todos lloran, tiemblan, se saben impotentes, no pueden luchar contra lo desconocido.

Y así durante todo un año, todos los días. En la puerta 7 del número 30 de la calle Maestro Giner de la localidad valenciana de Burjassot. Los fenómenos más conocidos como poltergeist se producen de una forma continuada desde 1986. Viven en la vivienda Rafael Caballero, y su esposa, Soledad Valdecantos y sus hijos que entonces contaban con 12 y 11 años de edad.

Burjasot

Según Soledad, una cordobesa que en el año 87 llevaba 14 viviendo en Burjassot, lo primero que empezó a suceder fue “ que los cacharros se movían, los muebles se desplazaban y los cajones se abrían y cerraban solos sin ningún control”.

En un principio, su marido, Rafael, pensó, que todo era debido a la imaginación de su mujer, aunque pronto se dio cuenta de que no era así: “Poco después, mi hija también empezó a escuchar ruidos y a ver como se movían las cosas; más tarde, mi hijo, y, por fin, yo mismo comprobé la existencia real de fenómenos extraños y desconocidos.”
Cuando todo empezó, Soledad estuvo al borde de la desesperación; “ Nadie me creía. Ni mi familia ni los vecinos, incluso algunos llegarón a retirarme la palabra porque pensaban que estaba loca. Yo misma llegué a creérmelo y fui al medico. Por fin, él mismo me recomendó a una parapsicóloga, Ana Codinach, que me esta ayudando mucho”.
PERSEGUIDA TODA LA VIDA
Pero Soledad siempre ha estado perseguida por fenómenos extraños. Cuando sólo tenía 4 años, en la casa donde habitaba en Córdoba, también se oian voces y ruidos. En aquella ocasión los sucesos fueron investigados por expertos, igual que ahora. “incluso una vez-dice Soledad-, También en Córdoba y con cuatro años, vi a Jesucristo en a través de una ventana. Me dijo que yo era una niña muy buena, pero que iba a sufrir mucho”.
Y Soledad se ha pasado toda su vida enferma. Cualquier infección la cogía, las grípes y los catarros se cebaban en ella como pestes terribles. Incluso, cuando solo tenia 18 años, estuvo a punto de morir, debido al tétanos. Sin embargo, los fenómenos paranormales se quedaron en su niñez.
Hasta que todo comenzó de nuevo…

Terror y misterio real en Burjassot


Cuando las cosas empezarón a moverse, me parecia raro, pero no tenía miedo, lo terrible empezó cuando un día llegó a casa el repartidor del butano y las tijeras se lanzarón a una velocidad vertiginosa hacia su cara. Un poco más y le mata. Poco después llame a la Polcía Municipal porque ya no podía aguantar más lo que estaba sucediendo en mi casa y queria que alguien viese que era cierto. Cuando estaba dentro, un tubo de desodorante se lanzó contra su cabeza y le salio un chichón. El tubo se rompio del impacto.>>
Pero no son únicamente los fenómenos Poltergueist lo que esta sucediendo en la casa de Burjasot. Tamién hay apariciones fantasmagóricas que incitan a Soledad al suicidio.
<>
Estos extraños sucesos solo ocurren cuando Soledad está en el interior de su casa, ya sea sola o acompañada de sus familiares o amigos, nunca cuando ella no está.Coinciden siempre con un estado alterado de su ánimo o de nerviosismo. Cuando este estado es exagerado, llegan, incluso, a aparecer agujas en sus brazos o diseminadas entre las ropas de la cama de sus hijos. En una ocasión hasta llego a aparecer escrito con tiza y grabado en una cinta magnettofónica, que se encontró en el suelo, la frase <>.
La parapsicóloga Ana Codinach, entiende que los fenómenos se producen debido al exceso de energía, canalizada negativamente, que tiene Soledad, unido a la pubertad que está sufriendo María José, ya que todos los casos de poltergueist están relacionados con algún niño o niña que comienza la adolescencia.

Para estirpar esa energía negativa se ha recurrido a la hipnosís mediante el péndulo, pretendiendo que este instrumento se quede con la carga energética para depués arojarlo al mar, pero aún así, los fenómenos siguen produciendose cuando Soledad esta nerviosa, motivo por el cual, Ana Codinach, ha aconsejado a Soledad que no reciba ninguna visita y que permanezca el mayor tiempo posible en la cama.
Según otros expertos, es la niña María José el único emisor de energía negativa, ya que estaba muy unida a su abuela y su muerte le produjo un gran trauma. Estos especialistas aseguran que este fenómeno se produce al fallecer una persona de caracter fuerte que, por razones personales, se aferra a la vida y se une a otra más débil o muy compenetrada con ella, apoderandose de su voluntad, pero sin que se trate de una posesión diabólica.
Sea la causa cual sea, aún está por determinar, pero en la casa de Burjasot sigue dominando lo desconocido y el terror y misterio real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *